Según el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala una de las herramientas útiles para el seguimiento y prevención de la desnutrición es la visita domiciliar, cuya técnica integra las acciones en nutrición y salud para la niñez y la mujer.

 

Estos quedan registrados en una ficha que se encuentra pegada en el interior de cada hogar, esta es una forma de incentivar a la familia en el cumplimiento de estos compromisos.